martes, mayo 12, 2009

Un pais jurásico...

Un lector me envió el siguiente chiste:
Llega un borrachito a la residencia presidencial de Los Pinos y se encuentra con un sargento del Estado Mayor, a quien le dice: “Apártense, voy a pasar... Yo quiero ser el nuevo presidente de la República Mexicana.”
-¿Queeé? ¿Eres menso? ¿Estás loco? ¿Tienes deficiencias mentales? ¿Tienes excremento en la cabeza? -contesta el sargento incrédulo.
¿Eh? No yo no, qué va. No sabía que pedían tantos requisitos, -responde decepcionado el alcoholizado aspirante presidencial. ¡Hip!

No hay comentarios.: