viernes, junio 09, 2006

Columna Semanal. ¡Help Luke!


¿Pues de que mas podíamos hablar esta semana? DEL DEBATE... Les presento un breve y humilde análisis...

LA GUERRA DE LOS CLONES...

Qué buena siesta me eché durante el segundo debate presidencial! Gracias a los candidatos recuperé un poco del sueño perdido y tuve la oportunidad de soñar con un México democrático, moderno, desarrollado, y justo. Uno que no sólo volviese a ser la novena economía del mundo, sino además uno en el que ese lugar se reflejara en la vida de su gente...

Entre mis ronquidos me despertaba para ver en las pantallas a personas que se hacían pasar por los candidatos a la Presidencia. Las personas que participaban en el debate no podían ser los candidatos. Eran clones aburridos de Felipe, de los dos Robertos, de Andrés Manuel, y Patricia. El clon Felipe era rijoso, el clon Andrés Manuel era un estadista y el clon Madrazo era un hombre débil. Y de la boca de estos clones salía un bla bla bla en el que decían algo, pero no significaba mucho. ¿Ganador de la batalla? Nadie. ¿Perdedor? Los electores que al ver el debate, en lugar de facilitar su decisión del 2 de julio, seguro pensaron: ¿quiénes son esas cinco criaturas que se dirigieron a nosotros durante el debate? Claramente fue un ataque de los clones. ¡Help! ¿Dónde está Luke Skywalker para salvarnos?
Haga Click aqui para leer la columna completa o ir a
Qué buena siesta me eché durante el segundo debate presidencial! Gracias a los candidatos recuperé un poco del sueño perdido y tuve la oportunidad de soñar con un México democrático, moderno, desarrollado, y justo. Uno que no sólo volviese a ser la novena economía del mundo, sino además uno en el que ese lugar se reflejara en la vida de su gente...

Entre mis ronquidos me despertaba para ver en las pantallas a personas que se hacían pasar por los candidatos a la Presidencia. Las personas que participaban en el debate no podían ser los candidatos. Eran clones aburridos de Felipe, de los dos Robertos, de Andrés Manuel, y Patricia. El clon Felipe era rijoso, el clon Andrés Manuel era un estadista y el clon Madrazo era un hombre débil. Y de la boca de estos clones salía un bla bla bla en el que decían algo, pero no significaba mucho. ¿Ganador de la batalla? Nadie. ¿Perdedor? Los electores que al ver el debate, en lugar de facilitar su decisión del 2 de julio, seguro pensaron: ¿quiénes son esas cinco criaturas que se dirigieron a nosotros durante el debate? Claramente fue un ataque de los clones.
¿Dónde está Luke Skywalker para salvarnos?
Para leer la columna completa haga click aqui o ir a
http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/34560.html

2 comentarios:

Rokko dijo...

Excelente blog, es la primera vez que entro y definitivamente no será la última. Efectivamente nadie ganó (a mi juicio personal) el debate, aunque al final todos se auto proclamaron ganadores y celebraban ya casi su victoria en las urnas.

Un debate gris y pobre encabezado por más críticas y cachetadas. Yo esperaba que casi llegara Laura Bozzo a moderar la mesa, pues parecía uno de esos talk shows. Al final me quedé con cara de "¿Y luego?. Nada nuevo bajo el sol. Pero entonces pensé que... ZzZzZzZzZzZzzzzzzzz

Eneas de Troya dijo...

Definitivamente un análisis bastante "humilde".