jueves, abril 13, 2006

Pepito de nuevo...

Veamos otro chiste que me envió Rolando Campillo sobre el mejor analista político que conozco: Pepito. La maestra de 5o. de primaria pidió a sus educandos que dijeran en qué trabajaban sus papás. Uno a uno los niños fueron poniéndose de pie y mencionando la amplia gama de oficios. Mi padre es comerciante dijo Juanito. El mío es médico dijo Pedrito, y a gritos Luisita repetía que su papá trabajaba en un restaurante y Anita dijo que su padre era médico y ganadero. Y así sucesivamente. La maestra notó que Pepito estaba arrinconado, con la cabeza baja y parecía no querer ser notado. ¿Y tu Pepito, a que se dedica tu papá?. "Mi padre es bailarín de "table-dance" en un antro "gay", dijo el niño. ”Se contonea y baila en el tubo, enfrente de otros hombres y se va quitando la ropa poco a poco. A veces, si le llegan al precio, se retira a un apartado con algún cliente y allí tiene sexo por dinero". La maestra arrepentida de haber cuestionado a Pepito se restregaba las manos nerviosamente. Le encargó al resto del grupo una tarea y se llevó aparte a Pepito. -¿es verdad lo que dijiste de tu papá? le preguntó alarmada. "No" -contestó Pepito.
(Le pido disculpas a Rolando pero le agregué tres finales diferentes este chiste, según las afiliaciones políticas del lector.) Pepito contesta:
1. "mi papá es funcionario del gobierno del DF y estuvo bajo el mando directo de Andrés Manuel López Obrador, pero me dio vergüenza decirlo frente a toda la clase"...
2. “mi papá trabaja en el equipo de campaña de Felipe Calderón haciendo spots de campaña atacando señoras, y me dio pena que supieran mis amiguitos.” o
3. “mi papa es candidato plurinominal por el PRI. ¿Cómo podía yo decir eso en público?”

No hay comentarios.: