miércoles, febrero 22, 2006

Mismo Chiste Otros Candidatos

Enviado por Francisco Casas Montemayor:
Un día, mientras caminaban discutiendo por la calle, Madrazo Pintado y López
Obrador trágicamente son atropellados por un camión de la CTM y mueren.
Sus almas llegan al paraíso (recuerden que es un chiste) y se encuentran en
la entrada celestial a San Pedro en persona.

- "Bienvenidos al paraíso, -les dice San Pedro- pero antes de que se
acomoden, parece que hay un problema: verán, muy raramente altos
políticos, como les dicen sólo en sus partidos, han llegado aquí y no
estamos seguros de qué hacer con ustedes.
Lo que haremos será hacerlos pasar un día en el infierno y otro en el
paraíso, y luego podrán elegir en dónde pasar la eternidad."

Y con esto San Pedro acompaña a los políticos al ascensor y bajan, bajan
hasta el infierno. Las puertas se abren y se encuentra justo en medio
de un verde campo de golf.
A lo lejos hay un club y de pie delante de ellos están todos sus amigos
políticos que habían trabajado con ellos (al fin priistas ambos), Bejarano,
Marín, Ponce, Montiel, etc., todos vestidos con trajes finísimos y muy
contentos, incluso con 2 botellas de cognac en sus manos. Corren a
saludarlos, los abrazan y recuerdan los buenos tiempos en los que se
burlaban enriqueciéndose a costa del pueblo.
Juegan un agradable partido de golf y luego por la noche cenan todos juntos
en el Restaurante Gourmet del club un festín con langosta, caviar y otras
delicias.
Comparten la noche con hermosísimas y liberales jovencitas (contratadas
todas ellas por Ahumada y Nacif). Se encuentran también al Diablo, que de
hecho es un tipo muy simpático y se divierte mucho contando chistes y
bailando.
Se están divirtiendo tanto que, antes de que se den cuenta, es ya hora de
irse.
Todos les dan un apretón de manos y los saludan mientras suben al
ascensor. Ya en el ascensor suben, suben, suben, y se reabre la puerta del
paraíso donde nuevamente San Pedro les está esperando.

- "Ahora es el momento de pasar al paraíso." Así que ambos, Madrazo y López
(inescrupulosos ciertamente), pasan las 24 horas sucesivas pasando de nube
en nube, tocando el arpa y cantando. Antes de que se den cuenta, las 24
horas ya han pasado y San Pedro va a buscarlos.

- "Ya han pasado un día en el infierno y otro en el paraíso. Ahora
deben elegir su eternidad."

El priista reflexiona un momento y luego responde: - "Bueno, el
paraíso ha sido precioso, pero creo que he estado mejor en el
infierno." López, al fin expriista tabasqueño, refrendó el compromiso del
primero, apoyándolo.

Así que San Pedro los acompaña hasta el ascensor y otra vez bajan, bajan,
bajan, hasta el infierno. Cuando las puertas del ascensor se abren, se
encuentran en medio de una tierra desierta cubierta de mierda y
desperdicios.
Ven a todos sus amigos vestidos con harapos, recogiendo los desperdicios y
metiéndolos en bolsas negras.
El Diablo los alcanza y les pone un brazo a cada uno en el cuello.

- "No entiendo, -balbucea López-. Ayer ejtuvimoh aquí y había
lindaj muheres, ung campo de golf y un clú, y comimo langohta,
caviá, y bailamo y noj divertimo mucho, ahora todo lo que hay ej um
terreno dejértico lleno de porqueríah..., y mij amigoj parecem unoj
miherablej."

El Diablo lo mira, sonríe y dice:

- "Ayer estábamos en campaña. Hoy..., ya votaste por nosotros..y ya
te ching.."

P.D. Es una visión de lo que puede pasar si votas por quien no debes. Tú

No hay comentarios.: